Instalación de biodigestor

foto1 Un digestor de desechos orgánicos o biodigestor es, en su forma más simple, un contenedor cerrado, hermético e impermeable (llamado reactor), dentro del cual se deposita el material orgánico a fermentar (excrementos de animales y humanos, desechos vegetales-no se incluyen cítricos ya que acidifican-, etcétera) en determinada dilución de agua para que a través de la fermentación anaerobia se produzca gas metano y fertilizantes orgánicos ricos en nitrógeno, fósforo y potasio, y además, se disminuya el potencial contaminante de los excrementos. 

             
  foto3   foto4  
foto5
 
   foto8    foto9    foto7  
  foto11   foto13   foto10  
   foto14    foto14    foto14  
  foto14    foto14    foto14  
   foto14    foto14    foto14  
   foto14    foto14